No pidas permiso para vivir tu vida

el

Es tuya.


Sé que lo sabes, pero a veces parece que no lo sabes.


O que no lo recuerdas.


O quizá nunca lo has pensando.


Tus decisiones serán más o menos acertadas, pero son tuyas.


El riesgo a equivocarse siempre estará ahí, pero si te equivocas, será tu error.


Y los sueños están para cumplirlos. Los tuyos.
Que hay quien va por ahí imponiendo sus sueños a los demás, sus normas, su forma de ver la vida, y haciendo sentir a otros que tienen que pedir permiso para vivir su vida.

No.


Sólo tienes que pedir permiso a una persona para vivir tu vida: a ti mismo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s