35 días del Omer: Quinta semana, Séptimo día

el

MALJUT DE HOD

La Dignidad en la Humildad

Ser humilde no es perder el ego. La humildad que niega el libre albedrío del ser humano y el desarrollo de sus potencialidades materiales no es una verdadera humildad. Soy más digno si soy humilde, pero soy indigno si humillo o soy humillado.

En Maljut percibimos el esplendor de ser humilde. Esta fuerza está representada por Moisés. El hombre humilde, pero majestuoso y digno. Consigo respeto no por mi fuerza ni por mi poder, sino por mi espíritu.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s