Bienestar y espiritualidad parte 3

PENSAMIENTO, MENTE Y CONCIENCIA

Para llegar a una perspectiva tan completa, los kabbalistas desarrollaron no sólo refinados análisis diagnósticos del cosmos, sino también el arte singular de la meditación kabbalística que provee una conexión de la actividad mental con el cuerpo físico y el universo. Los 13 mil millones de células cerebrales interconectadas hacen que sea casi imposible ubicar los circuitos exactos a través de los cuales opera la conciencia. Aunque físicamente el cerebro pese unos cientos de gramos, su capacidad para el conocimiento y la información, junto a su capacidad única de cambiar, está muy por encima de la computadora más grande.

A pesar de muchos avances científicos, una vasta, y quizá infranqueable, brecha sigue presente en nuestro entendimiento del proceso físico del sistema nervioso, el pensamiento y la conciencia. Aunque podamos investigar ciertas conexiones y correlaciones entre los fenómenos físicos y los procesos mentales, la naturaleza del vínculo entre mente y materia sigue siendo un misterio desconocido por la investigación científica. Quizá un día los científicos tendrán modelos de cómo los impulsos crean pensamiento, tal y como el pensamiento de una madre: “Qué maravilloso y encantador es mi bebé”. Pero ese día aún parece lejano.

Muchos investigadores científicos del cerebro y el sistema nervioso han llegado finalmente a darse cuenta de que hay una cualidad de la mente-cerebro que trasciende la biología. Aunque la ciencia contemporánea ha descartado el dualismo del cuerpo y la mente, la investigación del cerebro ha dejado a la ciencia asombrada con la mente.

¿Cómo ve la Kabbalah el misterio de la mente? El cerebro y el cuerpo son entidades físicas y están conectadas físicamente. Debido a este hecho, la ciencia médica y la psicológica explican fácilmente el efecto de la mente-cerebro en el comportamiento y las funciones del cuerpo. Muchos investigadores concluyen que la mente y todas sus funciones, como la conciencia y el pensamiento, realmente sólo son combinaciones integradas de las actividades físicas del cerebro. Dan lugar a los recuerdos, las percepciones y la capacidad de las células nerviosas y neuronas de cambiar con la experiencia y ejecutar mecánicamente modos de comportamientos impresos en el cerebro.

Sin embargo, estas conclusiones son meras especulaciones, ya que no hay evidencia de que el origen de la mente esté en el funcionamiento de las células y nervios cerebrales. Lo que siempre desafía toda explicación es la manera en la que la información percibida por nuestros receptores neuronales converge en el cerebro para volverse el sujeto y esencia del pensamiento. Aparte de esto, la ciencia en general trata a la mente como inalcanzable, incluso la sitúan más allá del alcance de la investigación científica. Ellos dicen que la mente simplemente es el producto de la actividad mecánica del cerebro. La ciencia habla mucho del cerebro, pero dice poco, si acaso, de la mente. No puede explicar cómo funciona la mente, cómo expandirla y cómo podemos usarla de manera más eficiente.

La verdad es que las funciones mentales no son determinadas por los mecanismos precisos y organizados de las conexiones neuronales del cerebro, por consiguiente, no pueden justificar cada una de las actividades y fenómenos de la conciencia. Allí es donde la psiquiatría médica falla en resolver nuestro dilema de salud mental. La información científica existente indica que la mente es más que una entidad que puede ser explicada a través del funcionamiento del cerebro físico.

La capacidad del cerebro para guardar información y recordarla cuando se quiere aún sigue siendo un misterioso fenómeno. Las bases de recuerdos del cerebro están llenas de información de toda experiencia de vida. Las operaciones del cerebro para mantener los datos en secuencia ordenada por relevancia son sorprendentes en su complejidad. También lo es la capacidad de la mente para tener conciencia de sucesos pasados y recordar información pertinente sobre estas cosas desde su ilimitado banco de memoria.

Al igual que la computadora más sofisticada, la mente tiene la capacidad de activar el banco de memoria para producir un concepto. Nuestra mente consciente identifica alguna cualidad relacionada con un concepto y luego ordena y dirige la búsqueda de la palabra o frase correcta. Los conceptos aparecen completos y son coherentes. Luego están los fenómenos abstractos de la mente-cerebro, como la intuición, el amor y las lealtades; además de estados de la mente particulares, como sueños, ilusiones y sensaciones internas de paz y felicidad. ¿Quién presiona el botón y por qué lo hace en este momento de nuestra vida? ¿Cómo y por qué los individuos desarrollan formas de pensar particulares, distintas y únicas?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s